Parque Natural de la Sierra de Espadán - La Posada de Chovar La Posada de Chovar

Parque Natural de la Sierra de Espadán


  • http://www.laposadadechovar.com/wp-content/uploads/2014/06/lluvias-127.jpg
  • http://www.laposadadechovar.com/wp-content/uploads/2014/06/PICT5994.jpg
  • http://www.laposadadechovar.com/wp-content/uploads/2014/06/Organos.jpg
  • http://www.laposadadechovar.com/wp-content/uploads/2014/06/IMG_4483.jpg
  • http://www.laposadadechovar.com/wp-content/uploads/2014/06/DSC01707.jpg

El Parque Natural de la Sierra de Espadán es uno de los espacios naturales mejor conservados de toda la Comunidad Valenciana.

La Sierra de Espadán es un gran macizo montañoso con innumerables fuentes, frescos barrancos y frondosos bosques de alcornoques. Localizada entre las comarcas del Alto Mijares, Alto Palancia y la Plana Baixa, discurre entre las cuencas de los ríos Mijares y Palancia.

La superficie declarada como parque ocupa unas 31.180 Ha. Esto lo convierte en el Espacio Natural Protegido de mayor extensión de la provincia de Castelló y el segundo más extenso de nuestra Comunidad. De los 19 municipios implicados, 11 tienen todo su término municipal dentro de los límites del parque natural (Aín, Alcudia de Veo, Almedíjar, Azuébar, Chóvar, Eslida, Fuentes de Ayódar, Higueras, Pavías, Torralba del Pinar y Villamalur) mientras que los 8 restantes (Alfondeguilla, Algimia de Almonacid, Artana, Ayódar, Matet, Sueras, Tales y Vall de Almonacid) sólo están incluidos parcialmente.

A través de grandes pendientes y crestas pedregosas, pasando por espesos alcornocales y pinares esta impresionante sierra ofrece una gran diversidad de escosistemas, entre los que destacan los pinares, bosques de rivera, el típico bosque mediterráneo de encinas e interesantes peculiaridades como bosquetas de castaños, pero sin duda, es el bosque de alcornocales el ecosistema más representativo del parque. Accederemos también por grandes pedrizas desnudas, a los picos más altos de la Sierra de Espadán; atalayas privilegiadas para otear el horizonte; los paisajes cercanos del Palancia y el Mijares; la franja costera desde Castellón a Valencia, las Islas Columbretes, y desde luego, montañas emblemáticas de nuestra tierra: Peñagolosa, Pico de Pina, Peñaescabia y Peña Juliana.

La Sierra de Espadán alberga, también,  gran variedad de fauna. Destacan las aves rapaces como la amenazada águila perdicera. En las zonas más boscosas también se encuentran halcones peregrinos, águilas calzadas y culebreras, búhos y azores. Por todo el macizo abundan, además, jabalí­s y zorros. Hay que destacar también la existencia de unas 20 especies de murciélagos, algunas de ellas de gran importancia y en grave peligro de extinción.

Dentro de los lí­mites del conjunto montañoso se encuentran una veintena de poblaciones que desarrollan sus actividades socioeconómicas aprovechando los recursos naturales: extracción del corcho, miel, agua, aceite o frutas. Se trata, en todo caso, de actividades que mantienen el equilibrio ecológico de la zona.

El Parque Natural conserva, además, un extenso patrimonio cultural. Existen diversos vestigios romanos y moriscos, como el castillo árabe de Almonecir.